3 oct. 2016

Sendero Educativo Miro Mako'i: una nueva oferta de CONAF a la comunidad

El bosque demostrativo de CONAF en el sector Mataveri Otai cuenta ahora con una ruta y estaciones temáticas apoyadas por paneles y un folleto.

El sendero se ubica en el espacio de Miro Mako'i, atrás del recinto institucional

En el marco del programa "Más Árboles para Rapa Nui", el año 2015 se inició el proyecto comunitario "Miro Mako'i", para la creación del primer bosque de especies nativas de Rapa Nui, un "bosque" que evidentemente consiste en un desarrollo gradual, a medida que se plantan las especies, se cuidan y crecen (ver noticia anterior). Sin embargo, hacía falta potenciar el valor educativo de este espacio, a través de medios que ayudaran a darle más contenido a la idea del proyecto y desarrollar los diferentes temas vinculados a este bosque y su especie emblemática, el mako'i (Thespesia populnea).

El circuito educativo

Por esa razón, se consideró en las actividades 2016 del Programa de Educación Ambiental de CONAF Isla de Pascua, el diseño y habilitación de un Sendero Educativo que ayudara a potenciar Miro Mako'i. De esta forma, se diseñó un circuito tradicional ("gota de agua"), de unos 200 metros de largo. El sendero comienza en el acceso al espacio plantado, luego dobla hacia el este, sube al área del proyecto, luego dobla al oeste y posteriormente baja y retorna hacia el acceso, otorgando todsa una variedad de vistas.

El sendero incluye 7 paneles educativos
El recorrido es liviano y apto para preescolares, que constituyen una de las audiencias principales de Miro Mako'i. Pero también es interesante para jóvenes y adultos.
Las faenas fueron ejecutadas por personal del Vivero Mataveri Otai: despeje de arbustos, podas, demarcación del recorrido con desbrozadora y piedras pintadas. También se habilitó un punto de descanso con una banca de rollizos de pino tratado y un mirador en un sitio con una atractiva vista a los roqueríos de Mataveri Otai

Temáticas desarrolladas

El Sendero Educativo tiene un eje narrativo que se va desarrollando a medida que se recorre el circuito. Se seleccionaron 7 puntos temáticos, cada uno ayuda a dar contexto, provocar, entregar información clave, y motivar a la reflexión y a la acción a los usuarios. El lenguaje usado está enfocado en adultos, considerando que los escolares y preescolares llegan siempre con docentes y monitores que son quienes en el fondo actúan guiando a los niños, y ayudados por los viveristas de CONAF.

Tiro del folleto que acompaña el sendero
Toda la narrativa gira alrededor de la especie emblemática usada en el proyecto, el mako'i. Por ello se muestran sus beneficios, características, importancia cultural e histórica, aspectos de su conservación, cómo plantarlo y otros temas relacionados. También se invita a ser voluntario de Miro Mako'i, ya que el trabajo de plantación y cuidado continuará por los próximos años, cuando se espera ampliar el bosque demostrativo.


25 ene. 2016

Temprano lanzamiento de las Charlas-Taller 2016 de Arborización

A pesar de las escuelas en receso y los estudiantes en vacaciones, CONAF Rapa Nui llevó a cabo las primeras Charlas-Taller de este año convocando a grupos de niños de diferentes organizaciones locales.

Los niños recorrieron todos los rincones del vivero

Aunque parte importante de las actividades de educación ambiental se llevan a cabo dentro del año escolar, también en el verano se presentan oportunidades para trabajar con los niños. CONAF Rapa Nui identificó dos oportunidades para iniciar desde ya el Programa de Charlas-Taller en Arborización. Una de ellas corresponde a un grupo de un taller artístico dirigido a hijos de funcionarios de la municipalidad local, y la otra a un variado grupo de niños atendidos por la organización comunitaria funcional "Haka pupa o te nga poki".

Árbol del 2016: el mako'i


En conjunto cerca de 70 niños de 5 a 12 años, así como varios adultos, se beneficiaron de las actividades programadas en el Vivero Mataveri Otai, realizadas los días 20 y 21 de enero. Las charlas versaron sobre variados temas, como "Beneficios de la arborización", "Forma correcta de plantar", "Historia del Toromiro" aparte de temas complementarios sobre el trabajo en el vivero.

Este año comenzó acentuando una de las especies más utilizadas en arborización, el árbol nativo de Rapa Nui llamado mako'i (Thespesia populnea), al cual las investigaciones arqueológicas han otorgado cada vez una mayor preponderancia en el arte del tallado en madera de la antigüedad. De hecho, parece ser la especie más utilizada en las famosas tabillas rongorongo y en otros tipos de tallado ancestrales.
Las charlas abordaron el crecimiento del mako'i, desde sus inicios como semilla, hasta su etapa como árbol. Los niños pudieron tocar y examinar semillas de mako'i, la textura del tronco, las hojas,  hasta una plantación participativa en el bosque demostrativo "Miro Mako'i". El recorrido fue acompañado de explicaciones sobre la importancia de este árbol en la cultura Rapa Nui, sus usos, beneficios y la importancia de su conservación.

Alumnos en práctica


Otro aspecto destacado de las primeras charlas-taller de 2016 fue la participación de los alumnos en práctica que están ayudando en la elaboración del proyecto para el nuevo vivero. Se trata de estudiantes avanzados de diversas carreras y universidades, cada uno contribuyendo desde su ámbito en este proyecto, que potenciará las capacidades de producción, conservación y educación ambiental que desarrolla CONAF Rapa Nui.
Algunos estudiantes en práctica personificaron a Forestín, mientras  que otros ayudaron a preparar las actividades de las dos charlas-taller. Una de las practicantes, la estudiante de Ecoturismo Carla Pavez, evaluó la experiencia como positiva "principalmente por la actitud, preocupación y conocimiento de los viveristas que realizaban la charla, ya que al ser una actividad con niños es necesaria una actitud lúdica hacia ellos para lograr que estén atentos, y creo que fue logrado. En cuanto al contenido entregado, también creo que es bueno ya que son temáticas relevantes para Rapa Nui."
La practicante también destacó la necesidad de potenciar más el espacio del vivero, diversificar las actividades y ampliar el uso de medios audiovisuales, aspectos todos en los cuales se trabajará durante este año. Las charlas-taller también sirvieron como experiencia de campo, y recoger observaciones útiles para para el componente educativo del proyecto del nuevo vivero.